FANDOM


Después de una serie de intervencionismos extranjeros por fin llega un periodo de relativa paz, nos referimos a la etapa que inicia con la expulsión de los franceses y el triunfo de las ideas liberales. Por fin hay un proyecto de nación definido, no obstante las pugnas entre liberales y conservadores continuaban. En medio de esos antagonismos nace la constitución de 1857 el 5 de febrero de ese mismo año. “Esta declaraba la libertad de enseñanza, de imprenta, <strong>de industriade comerciode trabajo </strong>y de asociación. Volvía a organizar al país como una república federal. Entre otras cosas, incluía un capítulo dedicado a las garantías individuales, y un procedimiento judicial para proteger esos derechos conocidos como amparo. También apoyaba la autonomía de los municipios, en que se dividen los estados desde un punto de vista político”.

La sociedad mexicana de mediados del siglo XIX presentaba fuertes contrastes y profundas diferencias. Liberales y conservadores tenían puntos de vista opuestos sobre los problemas de la sociedad.

Los liberales pretendían modernizar el país, es decir, liberar a la sociedad mexicana de viejas costumbres reformando las leyes; formar la República donde gobernara un Presidente ayudado por un Congreso; habría libertades de prensa, educación, religión e industria.

Los conservadores querían mantener las costumbres y modos de ser de la sociedad, heredados de los españoles, con un régimen monárquico, es decir, donde gobernara un rey; hubiese un Parlamento; y continuaran los privilegios para Iglesia, ejército y hacendados.